El Manchester presenta a su nuevo esponsor

Después de la recientes noticias, el Manchester ha presentado su nuevo esponsor: la Reserva Federal de los Estados Unidos, propietaria del 80% de AIG.

Como es lógico, se trata de una broma que corre por Internet (y por los blogs todavía más!) Yo lo he recibido de El Economista. Y aunque no soy partidario de seguir la corriente de este tipo de iniciativas, creo que no podemos cerrar los ojos al hecho que las grandes empresas comienzan a sentir las crisis en sus carnes, y por supuesto, esto repercute a los clubes. El Manchester ya ha confirmado que su contrato de patrocinio no corre peligro… almenos, de momento!

Pero no es nada descabellada la situación… De hecho, ¿quién está detrás ahora de American International Group Inc (AIG)?

2 Responses to “El Manchester presenta a su nuevo esponsor”


  • La cuestión del patrocinio no es sencilla. En teoría cuando una marca patrocina un equipo deportivo o un acontecimiento se vincula a determinados valores compartidos.

    Las crisis financieras de los patrocinadores -como es el caso de AIG- afectan a esta relación de forma evidente y veremos cómo se comporta este fenómeno en los próximos meses.

    Pero las crisis institucionales son todavía más importantes por la carga simbólica que transmiten. Recuerdo que el año pasado se hablaba del patrocinio deportivo de Adidas y T-Mobile. Especialmente el caso de T-Mobile reflejaba algunas de las incertidumbres de este tipo de estrategia de relaciones públicas.

    T-Mobile fue el segundo gran patrocinador que abandonaba el ciclismo durante el año 2007 (tras Discovery Channel). Pero la cosa no acababa ahí: fruto de los compromisos económicos la empresa alemana siguió pagando lo establecido en el contrato, pero ¡a cambio de no aparecer su logotipo…!

  • Javier, gracias por tus comentarios.
    Como bien dices, el patrocinio deportivo es complicado, sobre todo a la hora de querer rescindir contratos. Las causas de disolución siempre son muy opinables, e incluso la Justicia no se pondría de acuerdo.
    Recuerdo un caso que viví, de un esponsor que quiso recortar la duración del contrato, por no encajar en su nueva política de patrocinio. No lo tuvo nada fácil, y creo que finalmente no se recortó dicho contrato…

Comments are currently closed.

Additional comments powered by BackType